xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

lunes, octubre 24

A Frigo le caen seis meses. De cárcel

El "blitz" de San Remo, durante el Giro 2001, fue una de las operaciones policiales más aparatosas en torno al ciclismo. Sin embargo, al no producirse en la prueba reina, tuvo menor repercusión mediática que el escándalo del Tour de 1998. Han pasado más de cuatro años y ayer, por fin, un tribunal italiano dictaba sentencia. Le han caído seis meses (pena que no se cumple) a Dario Frigo, Giuseppe di Grande y Alberto Elli.
Frigo es uno de los ejemplos más claros de la lacra del dopaje en este deporte. Sin extenderme más, basta recordar que "la última" le ocurrió durante el pasado Tour, en Courchevel, cuando lo detuvieron junto a su esposa, acusados de posesión de EPO.
Elli tiene otro buen historial a sus espaldas, con casos de utilización de insulina y de hormona del crecimiento. Y Di Grande... otro que tal. Éste fue el que se lanzó por la ventana (era un piso bajo, claro) cuando se enteró de que la policía estaba entrando a saco en las habitaciones de aquel hotel de San Remo.
Aunque parezca muy duro, es preciso recordar en este momento que la lista de corredores que elaboró la policía en San Remo era mucho más extensa y que en la misma había varios ciclistas, directores y médicos españoles. Eso sí, en general pillados sólo con cafeína.
Esta sentencia aparece en el mismo instante en que Italia sigue con gran polémica la propuesta del comité organizador de los JJ.OO. de invierno de Turín 2006. Quieren dejar en suspenso la ley italiana que permite la persecución policial de los deportistas tramposos. Ayer mismo, el ministro de Sanidad, Francesco Storace, aseguraba: "Mientras yo sea ministro, la ley antidopaje no se toca". Pero los organizadores turineses lo tienen claro: "Con esta ley, los mejores profesionales del hockey sobre hielo, por citar un ejemplo, no pisarán Italia". ¿Por qué será?

7 Comments:

  • Y hablando de dopaje, ¿qué se sabe de la denuncia pública y espero que judicial (el CSD dijo que tomaría cartas en el asunto) que hizo en su día Jesús Manzano? Permite que enlace las páginas del diario en el que durante cinco días apareció el artículo titulado "Así se dopa un ciclista".

    Por cierto, la posesión de EPO no es un delito que yo sepa. La EPO es un medicamento. Aquí delante tengo yo un par de bolígrafos y una agenda como merchandising de EPO. Por eso no entiendo que a los Frigo se les acuse de posesión de EPO. Siempre me ha parecido que en ese asunto había gato encerrado.

    By Blogger La Aguja, at 4:22 a. m.  

  • Este pesado pretende hacer pasar por informacion lo que es autobombo de su mierda de blog...

    By Anonymous Anónimo, at 10:49 a. m.  

  • No tengo por costumbre responder a quien se oculta tras la máscara del anonimato pero, sin que sirva de precedente, espero que el autor me permita dedicarle dos párrafos más a quien tiene la cobardía de tirar la piedra y esconder su mano.

    Lamento caer de pesado y tal vez tenga razón en este punto mi enmascarado censor. Debo reconocer que en los comentarios al artículo anterior tal vez me excedí y enlace en demasía mi blog. Con ello tan sólo pretendía remitir al autor a un lugar que ya conoce y no reescribir mi opinión. Pero es cierto que esta bitácora del señor Luque la lee un amplísimo público, aunque pocos sean los que se atreven a dejar un comentario, cosa que cualquiera que escriba en un blog sabe que se agradece.

    Pero no puedo pasar por alto la acusación de "hacer pasar por información" lo que se escribe en mi bitácora. Creo que cualquier lector medianamente avispado se percata de que en ella se escriben únicamente artículos de opinión. Y la opinión, mi medroso crítico, no es susceptible de ser verdadera o falsa, sino acertada o equivocada, y en consecuencia se comparte o no se comparte. Lamento que no le guste mi “mierda de blog”, pero es usted muy libre de no pasar nunca más por allí. En caso de que decida hacerlo, no tendría inconveniente en intercambiar con usted puntos de vista. Aunque sospecho que tal vez haya habido algún matiz de corte ideológico que a mi apocado descalificador le ha hecho reaccionar de modo tan virulento. (En deferencia a su despiste he cambiado la mancheta de la bitácora; ahora debe quedar más claro para topos como usted que lo que allí se escribe son opiniones).

    By Blogger La Aguja, at 3:30 p. m.  

  • Critica constructiva, por lo que se ve.

    By Anonymous Anónimo, at 11:12 a. m.  

  • No construye la descalificación. Más bien dice muy poco en favor de quien necesita permanecer escondido.

    By Blogger La Aguja, at 11:51 p. m.  

  • Para evitar que me llamen enmascarado, me presentaré. Mi nombre es don Pedro O. de Oro. Dejando a un lado apasionadas diátribas personales e insustanciales me placería que alguna persona con suficiente autoridad en este deporte explicara los criterios éticos que utilizan determinados directores deportivos para fichar a ciclistas que acaban de cumplir sanciones de dopaje (Millar, Hondo, etc). O incluso para buscarles acomodo en otras formaciones (Ribeiro). Por supuesto que están en su derecho, pero desde el punto de vista ético parece que descalifica a los penados y a quienes les ayudan. Como también parece sospechoso que la mayoría de los equipos profesionales permitan que sus deportistas se preparen utilizando médicos y medios ajenos a su estructura. Eso equivale a decir que no quieren saber lo que hacen sus ciclistas mientras al final consigan resultados.
    Tomemos como ejemplo el señor Aitor González, de Euskaltel. He leído que la línea de defensa de su abogado, don Luis Sanz, se basará en demostrar que su cliente se estuvo tratando con Animal Pack, un producto energético que contiene anabolizantes pero que no se especifican en el prospecto. Esa línea de defensa a la que se ha acogido algún otro corredor podría permitir al señor González seguir corriendo en Euskaltel la próxima temporada sin el menor pudor. Y sin duda, los aficionados, en el 2006, aplaudirían a este equipo y al ciclista que tomó un complejo vitamínico sin saber que...
    Miren, yo el otro día me comí en un restaurante una langosta y unos percebes sin saber que se habían disparado pero al final tuve que pagar la cuenta... Y cuando llegué a casa y me preguntaron por la paga extra les conté la verdad...Bueno, la verdad no, porque en realidad me fuí con unas señoras que me limpiaron la cartera y me contagiaron unas venereas. Claro que yo no sabía que tenían aquellos males. ¿Me exime eso, verdad?
    Voy terminando. Para que este bellísimo deporte recupere su credibilidad los controles antidopaje tendrían que ser sustituidos por controles de moral. Creo sinceramente que no sobreviría nadie a estos controles.
    Cordiales saludos señor Luque. Sigo atentamente sus opiniones a las que estoy suscrito desde hace tiempo.

    By Anonymous Pedro O. de Oro, at 8:46 p. m.  

  • Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    By Blogger Roberto Iza Valdes, at 6:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home