xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

jueves, junio 30

Empezó el Tour

Empezó el Tour. Al menos para mí, claro. El miércoles, viaje de Barcelona a Nantes con escala en Burdeos. En el primer vuelo coincidí con dos participantes, el norteamericano Fred Rodríguez (“voy a trabajar para McEwen, pero si pillo una oportunidad...) y el maño David Cañada, que termina contrato y su futuro depende en buena parte de lo que demuestre en este Tour 2005. En el segundo vuelo, la marabunta: el Liberty en pleno (Beloki y Galdeano inseparables, el australiano Davis a su bola), más el Saunier Duval también en pleno (¡qué pinta tiene Horner!) y algún satélite suelto, como Benjamín Noval, el último español incorporado a la disciplina de Lance Armstrong.
El primer centro de actividades del Tour se sitúa en Challans (meterlo en la isla de Nourmoutier habría sido un suicidio). ¿La primera impresión? ¡Qué cambio de temperatura! Llevo un día y medio aquí y tan pronto llueve (chubascos incluso violentos) como sale el sol. Todo indica que el piso estará mojado en la primera etapa, esos 19 kilómetros contra el crono que empezarán a hablar sobre el estado real de forma de unos y otros.

lunes, junio 27

Lance se la pega

A menos de una semana del Tour ni siquiera la disputa de los campeonatos locales consigue desviar la atención hacia todo lo que huele a Tour. Especialmente la "caída tonta" (versión oficial) de Lance Armstrong en una de sus últimas sesiones de entrenamiento. Conociendo los hábitos de LA y su entorno, difícilmente dirán toda la verdad sobre lo que realmente ha sucedido. Para empezar ya circulan varias versiones y no está del todo claro si la caída se produjo en los Alpes o en Niza. Tampoco se conoce con exactitud el día del incidente. Y naturalmente sólo podemos fiarnos de la versión ofrecida por LA sobre lo realmente importante: las consecuencias físicas de la caída. Las agencias norteamericanas, las primeras que han informado del suceso, hablan de un ojo amoratado, cortes y rasguños y un casco partido en dos. "Nada que me impida pedalear al 100%" ha dicho Armstrong.
Apostaría a que sucedió hace unos pocos días, pensaron que lo mejor era no decir nada y finalmente, al comprobar que las secuelas todavía serían "visibles" el próximo jueves (cuando Armstrong tiene cita con la prensa en el Tour), entendieron que había que "decir algo". !Ah! y si ocurrió en Niza, ¿qué hacía Lance en Niza? ¿No vive, aún, en Girona? Un amigo muy mal pensado me apunta: "Niza está al lado de Mónaco, donde vive el doctor Ferrari".

lunes, junio 20

¡Hasta aquí podíamos llegar!

Sé que la actividad ciclista del fin de semana me empuja a hablar de Aitor González y la valentía con que buscó la gloria en las dos últimas etapas de la Vuelta a Suiza, coronada con una victoria emocionante, brillante, espectacular. Aitor no suele dejar frío a nadie sobre la bicicleta. Tiene un estilo académico y unas cualidades portentosas que en los últimos tiempos destila con cuentagotas.
También debería escribir del oportunísimo triunfo de Pablo Lastras en la penúltima etapa suiza. Menudo bofetón para ciertos dirigentes de las Baleares. Incluso debería extenderme con la etapa de montaña conquistada por Xavi Tondo en la Vuelta a Asturias. También se ha disputado este fin de semana la contrarreloj por equipos del Pro Tour, que tenía que ser un ensayo de la del próximo Tour de Francia y acabó en un invento sin interés por las presiones de los equipos. Pero prefiero ocupar estas líneas con un detalle, externo al ciclismo, que seguramente habrá pasado inadvertido para la mayoría.
Se trata de las negociaciones que se vienen llevando a cabo entre los dirigentes de la NBA y los representantes de los jugadores para acordar el nuevo convenio colectivo que tiene que entrar en vigor el próximo 1 de julio. Parece que el acuerdo está cercano y no se repetirá el lock-out del convenio anterior, el de 1999 (seis meses sin baloncesto y una temporada reducida). Ambas partes se reunieron el pasado viernes y se manifestaron optimistas. Hay principio de acuerdo en dos de los tres puntos más polémicos (edad mínima para jugar en la NBA y aumento de la tasa que pagan los equipos que superan los mínimos salariales). Pero se han encallado en el tercero: los nuevos controles antidoping. La NBA quiere implantar controles en cualquier momento del año, incluso fuera de temporada, y además analizar todo tipo de productos y no sólo -como en la actualidad- las llamadas "drogas sociales". Hasta aquí podíamos llegar. El sindicato de los jugadores ha puesto el grito en el cielo. Cesiones en las cuestiones económicas de acuerdo, pero controles...

miércoles, junio 15

Ridículo balear

El Govern balear de Jaume Matas se ha cubierto de gloria al anunciar que abandonará el patrocinio del Illes Balears de ciclismo para garantizar la entrada del Menorca bàsquet en la Liga ACB. Cada cual hace con sus dineros lo que le apetece -y los políticos manejan a su antojo el de los contribuyentes- pero es inaceptable que un gobierno autonómico se crea con derecho para romper compromisos firmados y aprobados en las instancias políticas correspondientes.
El problema es que Matas se comprometió a ayudar al Menorca -quizá pensaba que no conseguiría el ascenso en la cancha- y que el presidente balear, por lo visto, va a su aire en estas cuestiones. Hasta el punto que su director general de Deportes, el olímpico Pepote Ballester, desconocía pocas horas antes del anuncio oficial cómo pensaba Matas "salvar" al club de baloncesto menorquín.
El equipo de Echavarri y Unzue saldrá adelante porque ya tiene a punto el relevo, pero es evidente que con patrocinadores como el Govern balear mejor no mezclarse. La decisión anunciada ayer por Matas además de escandalosa es un error estratégico. El patrocinio de clubs deportivos sólo se entiende como una vía para promocionar las Baleares como destino turístico. Pues bien, el Menorca de baloncesto jugará como mínimo la mitad de sus partidos en Menorca, donde supongo que no hace falta promocionar las Baleares. Y la otra mitad en España, donde son sobradamente conocidas las bellezas y los atractivos turísticos de las islas mediterráneas. El Illes Balears, por contra, compite en Europa. En el Tour de Francia dentro de quince días, sin ir más lejos. Y no hay comparación posible entre las audiencias que puedan tener los escasos partidos del Menorca que se ofrecerán por televisión y las cifras que mueve una etapa del Tour, la Vuelta o cualquier carrera "menor". Menudo ridículo.

lunes, junio 13

Las ayudas a Landaluze

La eterna polémica sobre las "ayudas externas" ha vuelto a la actualidad tras la última etapa del Dauphiné, cuando Iñigo Landaluze, a la deriva, halló un par de sólidos salvavidas en los italianos Bruseghin y Mazzoleni. El director del Euskaltel en el Dauphiné, Gorka Gerrikagoitia, ha reconocido con la franqueza de su juventud que es cierto, que buscó ayudas para salvar al líder. Incluso ha aceptado que regresan a casa "con algunas deudas". El ciclismo es así, siempre ha sido así y no cambiará por más que en estos momentos en determinada prensa francesa se rasguen las vestiduras y den más trascendencia de la habitual a este tipo de colaboraciones interesadas. Hoy por tí y mañana por mí es una ley no escrita de este deporte, una de las que mejor y con más inteligencia aplicó Echavarri a lo largo de los tours de Indurain. El Euskaltel, sin equipo (Landaluze fue el único naranja que llegó a la meta), no tenía otro camino. En un país donde las primas a terceros del fútbol están a la orden del día, buscar apoyos (se paguen como se paguen) para ganar un carrerón como el Dauphiné no debería escandalizar a nadie.

sábado, junio 11

¡Bravo Landaluze!

Esto se anima. Botero gana la etapa reina del Dauphiné con una exhibición ante la que nada puede Moncoutié ni cuantos intentaron cazarle. Gómez Marchante se gradúa en los Alpes luchando codo a codo con los pesos pesados del ciclismo actual. Ha vuelto Mancebo y su siempre peculiar cabeceo. Armstrong sigue jugando al gato y al ratón: tan pronto parece que está a punto de explotar como cambia de ritmo y funde a un rival (impresionante cómo se ha cargado a Landis en el Joux-Plane). Vinokurov sigue dando muestras de valentía (aunque llegó a meta muy desmoralizado, se le veía a la legua contestando a los periodistas de France 2)... y un heroico Landaluze se ha metido más de medio Dauphiné en el bolsillo. Con un coraje tremendo, pese a ir solo durante la fase decisiva de la etapa. Solo literalmente, sin equipo y sin compañeros de viaje. Pero no se dio nunca por vencido. En el Joux-Plane ha estado a punto de incrustarse en el grupito de Armstrong, Vinokurov y Leipheimer en varias ocasiones. No lo ha conseguido, pero en un descenso impecable hasta Morzine, no exento de peligros (recordar la etapa que un jovencísimo Heras le sirvió en bandeja ahí a Virenque en el Tour) Landaluze se ha plantado en la meta con el maillot asegurado. Ahora su enemigo número uno pasa a ser Botero, pero lo tiene a 59 segundos. Y el resto, aún más lejos. Mañana, la última dificultad y no es menor. Un circuito durísimo en el que hay que subir siete veces una cota con tramos del 13 y 14 por ciento de desnivel. ¿Resistirá? Es justo reconocer que ha superado con nota el examen más difícil.

viernes, junio 10

Etapa reina, TVE y Landaluze en el liderato

Iñigo Landaluze (Getxo, 1977) es el nuevo líder del Dauphiné y este sábado tendrá una prueba de fuego en los 155 kilómetros de Albertville a Morzine, pasando por La Forclaz (1.ª), La Croix-Fry (1.ª), La Colombière (1.ª) y Joux-Plane (HC). ¡Tremendo! Landaluze y Merckx han protagonizado un vuelco inesperado a la carrera. El belga ha dejado a los favoritos a más de nueve minutos en la etapa y el vizcaíno los ha empujado a dos y pico, como mínimo, en la general. Pero la carrera dista mucho de estar decidida y la etapa reina de mañana aparece entre las previsiones de TVE. Ciclismo de muchos quilates, esperemos que en directo, aunque no sé si fiarme. Por si acaso intentaré seguirla a través del segundo canal francés, que suele asegurar el directo.
Landaluze tiene a tiro una carrera de gran nivel, pero no sé por qué creo que lo va a tener muy pero que muy difícil. El Euskaltel se ha presentado con dos corredores menos a la salida de este Dauphiné y ahora mismo ya sólo le quedan cuatro ciclistas. Landaluze y tres más, los tres situados entre los diez últimos de la general, farolillo rojo incluido. No quito méritos a Landaluze, que ha sido, de largo, el mejor Euskaltel. Tanto en la contrarreloj larga del miércoles, como en el Mont Ventoux el jueves. Pero me pregunto si el equipo, como bloque, merece ganar este Dauphiné...

jueves, junio 9

El Mont Ventoux dicta su sentencia

Victoria de Vinokurov en el Mont Ventoux, gran etapa de Gómez Marchante y Armstrong dando caña. En el cómputo global de la crono del miércoles y la subida al Mont Ventoux sobresalen tres nombres: los norteamericanos Armstrong y Leipheimer -que conserva el liderato- y el kazajo Vinokurov, el gran ausente del Tour del año pasado. Entre ambas etapas el mejor ha sido Leipheimer, con Vino a 13 segundos y LA a 16. Diferencias mínimas. Otros han experimentado un gran desequilibrio, como Botero, ganador de la crono pero que en el Monte Calvo se ha dejado tres minutos. Landis, regular, ha acumulado apenas 33 segundos de retraso (respecto a Leipheimer, el mejor) en la suma de las dos etapas.
Entre los españoles, tras Marchante (2.º de la etapa a 6") debe destacarse a Landaluze, el único Euskaltel que funciona. Ya fue el mejor naranja en la crono y en la montaña ha entrado en octava posición, a 1'31" de Vinokurov. Mancebo ha cedido 2'39", Pereiro 2'48" y Sevilla más de 6 minutos. Fatal Heras, a más de 11 minutos, como Contador y Klöden. No pintan bien las cosas para el Liberty de cara al Tour. Bueno, ni para el Liberty ni para el Euskaltel, ni para el Balears (Iván Gutiérrez a 7'22") y algo más esperanzadoras para el Saunier Duval. En fin, esperemos que el Dauphiné sea de nuevo un mal trailer de la película del Tour...
Para la victoria en el Dauphiné sólo cuentan cuatro. La general está ahora así:
1. Leipheimer; 2. Armstrong, a 21"; 3. Vinokurov, a 26"; 4. Landis, a 47".
El quinto es el kazajo Kashechkin, a 2 minutos. Otro ciclista del Este que habrá que empezar a tener en consideración. ¿Alguien puede aportar datos sobre este corredor del Crédit Agricole?

miércoles, junio 8

¿Hay que contar con Leipheimer?

El norteamericano Levi Leipheimer se ha situado al frente del Dauphiné tras la contrarreloj de 46,5 kilómetros. En su primer año en el Gerolsteiner, este ciclista pelado de 31 años, otro más de los que han preferido volar por su cuenta y no sacrificar toda su carrera al servicio de Lance Armstrong, apunta alto de cara al Tour. Una primera prueba de fuego la tendrá hoy en el Mont Ventoux, sin olvidar que se sube en seco, tras 140 kilómetros totalmente llanos.
Leipheimer pasó dos años en el US Postal (2000 y 2001) sin que contaran con él para el Tour. A finales del 2001 hizo una gran Vuelta a España (acabó tercero y en las cronos largas sólo pudo batirlo Botero, igual que hoy en el Dauphiné) y fichó por el Rabobank, donde ha pasado tres años con vitola de jefe de filas.
En el 2002 hizo 8º en el Tour de su debut, en el 2003 se retiró en la 2ª etapa con la pelvis fracturada y el año pasado acabó en la novena posición. Son registros que permiten confiar en él y es lo que ha hecho el Gerolsteiner.
Californiano residente en Girona durante la temporada, procede del esquí (empezó a correr en bici a los 14 años como complemento de su preparación). Está casado con Odessa y la pasión de ambos son los animales, perros y gatos fundamentalmente. En Girona, Odessa suele acoger gatos abandonados, les da cobijo y los alimenta. Cuando Levi tenía dos años, un caballo le arreó una coz en el estómago que le partió los intestinos. Tuvo que pasar por el quirófano y no hace mucho, en el 2002, volvió a ser intervenido quirúrgicamente para solucionar secuelas de aquel grave accidente.
*******************************
Más detalles sobre la crono. Para empezar algunos registros:
1. Botero; 2. Leipheimer, a 1"; 3. Armstrong, a 26"; 4. Landis, a 39"; 5. Vinokurov, a 1'00"; 6. Pereiro, a 1'09"
9. Iván Gutiérrez, a 1'16"
14. Quique Gutiérrez, a 2'28"
18. Flecha, a 2'38"
22. Menchov, a 2'58"
31. Igor G. Galdeano, a 3'21"
34. Klöden, a 3'25"
36. Popovych, a 3'29"
38. Heras, a 3'32"
41. Contador, a 3'37"
57. Mancebo, a 4'30"
86. Sevilla, a 5'14"
118. Pecharromán, a 6'22"
Por otra parte, brutal hundimiento del Euskaltel. Ya empezó el Dauphiné con seis ciclistas en lugar de ocho. En la segunda etapa se retiró Josu Silloniz y hoy sus cinco supervivientes marcaron estos registros:
29. Landaluze, a 3'14"
139. Camaño, a 8'00"
147. Koldo Fdez., a 8'31"
152. A. Silloniz, a 9'48"
154. J. Zubeldia, a 10'42" (sobre 155 corredores)
A priori, sólo dos de éstos (Landaluze e Iker Camaño) están en la lista del Tour.

martes, junio 7

Botero pasó tres años en el Kelme con un sueldo de 170 euros al mes

Interesante entrevista con Santi Botero, la que aparece esta semana en el siempre recomendable Meta2Mil. Con la humildad que le caracteriza, Botero relata cómo pasó casi tres años en el hotel Torrejón de Ardoz con un sueldo de ¡170 euros! "Tenía el alojamiento y la comida pagados por el equipo (Kelme), pero sólo llamando por teléfono a mi casa me ventilaba el sueldo", explica. Emociona leer cómo un mes ahorró para comprarse unas zapatillas para correr o cómo al siguiente se lo gastó en regalos "para la novia que me dejó a los pocos meses de venirme a España". Eso sí, al tercer año Kelme le dobló el sueldo y pasó a ganar 340 euros al mes... Botero señala que dejó el Kelme "harto de no sentirme valorado" y repasa sus victorias: la montaña del Tour, etapas en el Tour, en la Vuelta, en el Dauphiné... También es interesante saber que en su primer Tour (2000) su bicicleta de contrarreloj era la de Castelblanco. "Iba incomodísimo porque no era mi talla... al terminar las cronos me costaba hasta caminar".
La entrevista es larga, de las que se disfrutan de la primera a la última línea y Botero cuenta otros detalles que dejo para quien quiera acercarse al quiosco.

domingo, junio 5

Mazazo al Liberty: Nozal fuera del Dauphiné

Decepción tremenda en el inicio del Dauphiné. Dos corredores, el cántabro Isidro Nozal (Liberty) y el italiano Michele Scotto (Lampre) han superado el límite de hematocrito y han sido declarados inaptos. En el caso de Nozal -segundo de la Vuelta a España en el 2003- el caso es grave. Gravísimo me atrevería a decir, porque no hace mucho el Liberty ya tuvo un caso idéntico con el portugués Nuno Ribeiro. Algo huele mal en el Liberty y es imprescindible que Manolo Saiz tome medidas. Todo el prestigio de muchos años en este deporte se puede ir al garete con estos incidentes. Tanto me da si han sido dos accidentes, si los responsables son los corredores, si son sus médicos particulares, si nadie es culpable o lo que sea. La situación es ahora mismo insostenible. Me imagino el ambiente que debe reinar en el equipo. Saiz tiene que tomar el toro por los cuernos. Aclarar el origen de este doble problema y, aprovechando que tiene a la prensa ciclista más influyente reunida en el Dauphiné, convocar una rueda de prensa para exponer qué piensa hacer. Un caso ya hacía daño. Dos es un auténtico cataclismo.
***************************
No está de más recordar que el hematocrito alto (52,1% en el caso de Nozal, según Saiz) no es sinónimo de "positivo" sino tan sólo de unos valores sospechosamente altos. Pero en este momento del ciclismo no basta con ser honesto, además hay que parecerlo.

sábado, junio 4

El trailer del Tour

El Dauphiné Libéré, último gran examen antes del Tour, ya está aquí. En esta ocasión los atractivos se centran especialmente en la etapa del próximo jueves día 9 (final en el Mont Ventoux), la contrarreloj del miércoles día 8 (46,5 kms.) y dos jornadas de montaña de distinto estilo. El sábado 11, entre Albertville y Morzine pasando por Forclaz, la Croix-Fry, la Colombière y Joux-Plane. El domingo día 12, de Morzine a Sallanches, con un circuito final con aires de Mundial. Todo ello sin olvidar un etapón de 219 kilómetros (el viernes 10), entre Vaison la Romaine y Grenoble, jornada idónea para los atacantes con fuerza e inteligencia, tipo Flecha (que sale como líder del Fassa, por cierto). Pero el gran interés de este Dauphiné (y de los recientes) reside en analizar con todo detalle, hasta la exageración, cualquier movimiento de Lance Armstrong que permita descubrir (o que nos creamos que es así) sus reales opciones de ganar el séptimo. Sus escasas apariciones en público así lo han querido. El año pasado dio síntomas de flaqueza ante Iban Mayo (ganador, con Hamilton y Sevilla, dos Phonak, a diestra y siniestra; Armstrong hizo cuarto a 2 minutos) pero luego todos sabemos con qué contundencia se ventiló el norteamericano al líder del Euskaltel. ¿Qué sucederá en éste? ¿Serán válidos los indicios del Dauphiné? La lista de inscritos es apetitosa. Aparecen por fin algunos corredores que no se han prodigado que digamos (como Mancebo). Y ahí están también los Klöden, Vinokurov, Menchov, Sevilla, Heras, Botero, Pereiro... Una vez más todos creeremos ver en este Dauphiné un trailer del próximo Tour. Luego, como suele suceder, la película real y su anticipo publicitario no tendrán mucha relación. Como en 1996, cuando Indurain se paseó por los Alpes...