xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

lunes, mayo 30

Ciclismo en blanco y negro que el Tour quiere copiar

Tuve la fortuna de seguir la retransmisión de la penúltima etapa del Giro a través de la RAI y aún estoy bajo los efectos alucinógenos de una de las más grandes jornadas de ciclismo que he vivido. El ataque de Simoni, dispuesto a quemar las naves, a morir matando si era necesario, el goteo de segundos que le iban cayendo a un Savoldelli a la deriva pero siempre sereno, las imágenes de la pista forestal del Colle delle Finestre (que la RAI de forma voluntaria ofrecía esporádicamente en blanco y negro para dar más nostalgia a la retransmisión), los coches que al avanzar dejaban a los ciclistas envueltos en una nube de polvo, el contraataque suicida (perdón por el tópico) de Savoldelli en el descenso, los inoportunos problemas musculares de un Di Luca sensacional que enterraban las últimas esperanzas de Simoni, la victoria del venezolano volador... Todo contribuyó a configurar una jornada épica en una retransmisión centrada única y exclusivamente en lo que estaba sucediendo, sin perderse en repetitivas críticas al Pro Tour. Impagable, de verdad. Por cierto, destacados representantes del Tour de Francia analizaron in situ la subida a Finestre con la óptica de incluirla en un futuro no muy lejano en el recorrido de la prueba francesa...

miércoles, mayo 25

Gárate, como Fernando Alonso

El Giro entra en su fase decisiva y lo hace con Juanma Gárate aposentado en la cuarta plaza. Ahora mismo, a falta de cinco etapas, está a 2'11" de Savoldelli, a 1'46" de Di Luca y a 23 segundos de Simoni. Por detrás lleva al venezolano Rujano a sólo siete segundos. Es evidente que tiene opciones de podio. Posiblemente la plaza de Di Luca se la acaben disputando entre el líder del Liquigas, Gárate y Rujano. O no. Porque este Giro, quizá por "culpa" del Pro Tour, está deparando mucha más incertidumbre de la que era habitual. Y aún quedan etapas de miedo.
Si se mete finalmente en el podio, Gárate (ya hizo cuarto en el 2002, trabajando para Simoni, y décimo el año pasado) se convertirá en el octavo ciclista español que pisa el cajón del Giro. Para los amantes de la historia vale la pena recordar los siete anteriores:
Miguel Indurain (1.º en 1992 y 1993; 3.º en 1994)
J. Manuel Fuente (2.º en 1972)
Paco Galdos (2.º en 1975 y 3.º en 1972)
Abraham Olano (2.º en 2001 y 3.º en 1996)
Antonio Suárez (3.º en 1961)
Alberto Fernández (3.º en 1983)
Unai Osa (3.º en 2001)
Es sobradamente conocido el peregrinaje italiano de Gárate. Nacido en Irún hace 29 años, tuvo que buscarse la vida en el ciclismo transalpino porque ningún equipo español lo quería y eso que pasó por el filial amateur del Once. Su representante lo ofreció (por fax) a los equipos italianos. El sistema le había funcionado con Jon Odriozola (lo colocó en el Gewiss) y con Iñigo Chaurreau (en el Polti). Y volvió a funcionar. Gárate fichó por el Lampre, donde pasó dos años con el sueldo mínimo hasta que se destapó ayudando a Simoni a ganar el Giro 2001. En su historial destacan también las victorias de etapa en Vuelta a España, Vuelta a Suiza y Giro del Trentino. Este año ha pasado al Saunier Duval -donde se reencuentra con Pietro Algeri, su valedor en el Lampre- y está demostrándose un fichaje muy acertado. Iba para delineante, le gustaba más el fútbol que el ciclismo y es un apasionado del bricolaje. Sobre la bicicleta se defiende en todos los terrenos. En la crono de este Giro marcó el decimotercer tiempo, sacándole casi un minuto a Simoni y tres a Rujano. En montaña, le van más los puertos largos que las subidas explosivas. Es el primer no italiano de la general del Giro, y quizá por esto lo menosprecian en la Gazzetta, donde siguen hablando de "Una maglia per tre". Por el momento va cuarto, el mismo puesto que hizo Fernando Alonso en Mónaco.

lunes, mayo 23

Detalles de la Volta y del Giro

Aunque pueda parecer aún lejano, el Tour está ya a la vuelta de la esquina y empieza a impregnar discretamente toda la actualidad ciclista.
Terminó la Volta con la victoria de un sobrio Popovych (su apellido significa hijo del cura, pero muy bien podría ser el heredero de Armstrong). Mientras Popovych, pese a correr con sólo medio equipo, dominaba la Volta, en el Giro se ha colocado en cabeza -y con los rivales de su talla maniatados- otro Discovery, Paolo Savoldelli. Los dos grandes fichajes del equipo norteamericano para esta temporada están rindiendo a tope. Y viendo cómo dominan empiezo a temblar por mi atrevido pronóstico ("Armstrong no ganará el Tour 2005"). Si en el Discovery son capaces de afinar la puesta a punto de Savoldelli para el Giro y si Popovych es capaz de controlar la Volta a pesar de que sólo llevaba 8 días de carrera en las piernas (no corría desde París-Niza por problemas de visado) habrá que empezar a pensar que Armstrong tampoco fallará y que no abdicará fácilmente. Sin embargo, circulan rumores contradictorios. Que si está a punto de separarse de Sheryl Crow, que si va corto de preparación para lo que esperaban en el equipo para estas fechas... Ya sería gordo que Lance flaqueara y el Tour se lo llevase un gregario suyo...

**********************
De la Volta me quedo con varios detalles:
-el salto de nivel que ha experimentado la carrera (triplete extranjero en el podio en una prueba monopolizada por los españoles en los últimos tiempos)
-la presencia de un árbitro, el italiano Monti, capaz de tomar decisiones sin dejarse influenciar (estuvo en la triste Gante-Wevelgem de Flecha y ha aprendido la lección). Lo demostró al expulsar de carrera a un motorista de TVE que iba por libre y también al aplicar a rajatabla el cierre de control en la etapa de Pallejà.
-una cierta perplejidad con el rendimiento de Mayo y Ullrich. Me llevé la impresión de que los dos iban con el freno puesto. Que no querían dejarse ver más allá de lo mínimo imprescindible.
-la profesionalidad de dos sensacionales ciclistas como son Juan Antonio Flecha y Pedro Horrillo. Flecha lo intentó en todas las etapas que se adaptaban a sus características, aunque sin fortuna. Horrillo tuvo más suerte y ganó una. Y que nadie piense que el de Rabobank "pasó" de la etapa de Pallejà (fue uno de los 42 fuera de control) porque, como él mismo me explicaba el domingo por la mañana, ya de paisano, en Sants, "particularmente me interesaba correr también la última etapa, porque era otra de las que tenía marcadas". Uno y otro podían haber pasado por la Volta de tapadillo, como tantos otros. Sus objetivos están en otro lugar. Pero se dejaron ver. Y mucho.
-Y, por supuesto, la confirmación de un Popovych que ya había subido al podio del Giro y ahora, en el entorno Discovery, se prepara para mayores empresas.

************************
De los últimos detalles que llegan del Giro me impresiona especialmente el coraje de Ivan Basso. "Antes me subo a una ambulancia que al coche del director" ha declarado. No piensa abandonar cuando sería lo más fácil, lo que harían muchos en su caso. Y eso que en el horizonte también tiene el Tour y quizá sería lo más juicioso.
No sé si la investigación de los carabinieri acabará en algo sólido, pero me parece que una vez más será mayor el ruido que las nueces. ¿Son legales o no las cámaras hipobáricas? Eso es ahora mismo lo único que me interesa. Y que alguien autorizado lo diga. Por cierto, hipobáricas, que hay quien habla de "hiperbáricas" y en ese caso el efecto es justamente el contrario al perseguido.

sábado, mayo 21

Piepoli, los aviones y la crono por equipos

Lamento mucho tener el blog un tanto descuidado, pero en la Volta no tengo casi tiempo para actualizarlo y tampoco es fácil dar con una conexión rápida de internet que me permita aprovechar al máximo el tiempo libre. Y lo lamento aún más al ver que en el Giro están pasando cosas muy gordas -¡la última la huída de McEwen!- y que en la Volta se está confirmando todo lo bueno que apuntaba Popovych en el campo amateur y en las pasadas ediciones del Giro. El ucraniano tiene la Vuelta prácticamente en el bolsillo, pero ya es curioso comprobar que Piepoli no la ganará por el penoso papel que hizo el Saunier Duval en la crono por equipos. ¡Acabaron penúltimos! Sólo La Française des Jeux lo hizo peor. Allí cedieron 49 segundos preciosos respecto al Discovery, los que le darán la Volta a Popovych seguramente. Y aún es más grave saber que precisamente Piepoli, por un problema de aviones, se presentó en Salou media hora antes de empezar la contrarreloj. Con razón iba muerto y no podía dar ni un relevo. ¡Qué manera más absurda de perder una Volta!

domingo, mayo 15

El Pro Tour sonríe a la Volta

La lista oficial de inscritos a la Volta no deja lugar a dudas: el Pro Tour está resultando altamente beneficioso para la carrera decana del ciclismo profesional español. Ahora queda, como siempre, la incógnita sobre el punto de forma y las reales aspiraciones de cada uno de los 180 corredores que se han reunido en la línea de salida, pero el decorado es atractivo.
La Volta 2005 ofrece un recorrido cuidado -que podría mejorarse, pero equilibrado y completo- y un plantel de figuras infinitamente superior al panorama desolador de los últimos años. Con Jan Ullrich como cabeza de cartel y nombres muy atractivos independientemente de su preparación (Valverde, Mayo, Popovych...) prácticamente en todos los equipos (23, los del Pro Tour más Kaiku, Comunitat Valenciana y Relax) aparecen nombres que suscitan interés. Nada que ver con las listas de inscritos de los últimos tiempos. Pese a todo, la concurrencia del Giro también deja secuelas y hasta cuatro equipos (Phonak, Davitamon, Quickstep y CSC) saldrán con sólo siete corredores. Precisamente una contrarreloj por equipos de 20,1 kilómetros es el primer examen para calibrar las fuerzas. La decisión, en Andorra.

martes, mayo 10

Lloret de Mar, 1 - Port Aventura, 0

Lloret de Mar se ha salido con la suya y tendrá una presencia destacada en el recorrido de la próxima Vuelta a España. En primer lugar hay que tener presente que Lloret ha sufrido recientemente la deslocalización del rally Catalunya/Costa Brava y que sus responsables estaban ansiosos por conseguir acontecimientos deportivos de primer nivel. Ya tenían un final de etapa de la Vuelta 2005 (Tarragona-Lloret, el 3 de septiembre) y ahora han añadido la contrarreloj del día siguiente. La jugada es redonda porque con la situación anterior pagaban -creo que bastante caro- un simple final de etapa, sin salida al día siguiente y sin posibilidad de retener a la caravana de la Vuelta (con lo que supone de plazas hoteleras ocupadas y de beneficio del comercio local) ya que todo el mundo tenía previsto trasladarse el mismo día 3 hacia Barcelona y su entorno, para preparar la contrarreloj del Camp Nou. Ahora, aumentando la inversión de una manera aceptable, se aseguran una larga retransmisión con multitud de imágenes de sol y playas y se aseguran que la caravana de la Vuelta (alrededor de 800 camas contratadas) pasará dos noches en Lloret, la del sábado y la del domingo. De cero noches, a dos. Lloret se apunta un buen tanto y Port Aventura, que era la otra opción que barajaba la Vuelta a España, tendrá que esperar tiempos mejores.

lunes, mayo 9

No habrá contrarreloj en el Camp Nou

Lo entendieron. Unipublic, el ayuntamiento de Barcelona y el FC Barcelona han acordado anular la contrarreloj de la Vuelta a España que el próximo 4 de septiembre debía disputarse en Barcelona, con salida y meta en el Camp Nou. La fecha era muy problemática (primer domingo de septiembre, posible colapso circulatorio por la operación retorno de las vacaciones) y, por más esfuerzos que se han hecho, ha sido imposible encontrar un recorrido de 40 kilómetros que no afectara de forma grave al tráfico. Una contrarreloj como ésa siginificaba cerrar un circuito durante al menos cinco horas, algo insostenible para Barcelona en esa fecha tan señalada. Otra vez será.

Giro: la primera semana

La primera semana del Giro tiene fama de tediosa, un simple paréntesis a la espera de la llegada de las verdaderas dificultades. Visto el recorrido de este año, es innegable que las grandes jornadas, las que ningún aficionado debe perderse, llegarán más adelante. Pero entre mañana y el domingo hay algunos alicientes dispersos que no conviene menospreciar. Ahí va un pequeño resumen de los puntos más atractivos de esta primera semana:

Martes 10 - 3ª etapa (*)
205 kilómetros con un único interés, la subida a S. Tecla a tan sólo 13,6 km. de la meta.

Miércoles 11 - 4ª etapa (-)
211 km. sin dificultad aparente

Jueves 12 - 5ª etapa (**)
223 kilómetros con tres puertos, situados en los km. 46, 91 y 163. Éste último, Monte Urano, tiene miga. Son 5,5 kilómetros de un desnivel medio del 8,3% y una rampa del 14%. En su parte final, un kilómetro y medio con desnivel medio del 12,3%

Viernes 13 - 6ª etapa (-)
Un recorrido de sólo 153 km. y apenas una subida puntuable sin especial dificultad en el km. 93. Los últimos 40 km. son absolutamente llanos.

Sábado 14 - 7ª etapa (**)
211 kilómetros con dos puertos puntuables, en el km. 163 y 194. Ojo con éste, la Salita di Sammommè, porque se trata de 6 km. de subida con un tramo central de dos mil metros con desnivel medio del 11,2 y puntas del 14%. Desde la cima, un descenso de 17 km. hasta la meta

Domingo 15 - 8ª etapa (***)
Contrarreloj individual de 45 kilómetros con final en Florencia. Cuatro partes. Primer tramo accidentado (hasta el km. 12). Luego subida al alto de Il Pinone (hasta el km. 18). Descenso durante 10 km. y finalmente un tramo de 17 km. totalmente llanos. Florencia recibe al Giro y lo enmarca en una gran jornada de homenajes a Gino Bartali.

domingo, mayo 8

Bettini y las primeras conclusiones

Lo hicieron otra vez. Una rampa con tramos de hasta el 15% en el último kilómetro descolocó a todos los que pensábamos que la primera etapa del Giro estaba consagrada al sprint masivo y, posiblemente, al triunfo y liderato de Petacchi. Personalmente descubrí la existencia de esta auténtica trampa en La Gazzetta de ayer, aunque supongo que los corredores (espero que todos, no sólo los italianos) la conocían. Cosas del Giro, que nos permiten vibrar con la victoria de Paolo Bettini y de paso extraer mucho más jugo del que podíamos soñar de esta primera etapa. Ahí van unos detalles bastante significativos:
El primer grupo de favoritos, tras Bettini y McEwen, constaba de apenas 17 corredores. Llegaron a 4", con Petacchi en cabeza. Y ahí aparecen, por ejemplo, Di Luca, Cunego, Savoldelli, Simoni, Garzelli... y sólo un español: Juanma Gárate.
Primer aviso para los que entraron en el segundo grupo (a 9"), con Basso en cabeza tirando como un loco. Ahí estaban, entre otros, Gálvez, Unai Osa, Karpets, Samuel Sánchez y Haimar Zubeldia.
Amonestación de mayor gravedad para los que entraron a 23", como Aitor González y Koldo Gil. Mal empiezan.
Y aún peor le fue a Danielson, que cedió 34".
Y por último un par de confirmaciones sobre lo que pueden ofrecernos en este Giro Joseba Beloki y Quim Rodríguez. Perdieron 1'39" y 1'50", respectivamente.
No estoy en el Giro por lo que no sé si alguno de los citados tiene "justificación paterna" (alguna avería en el momento menos propicio, por ejemplo) pero normalmente este retraso en el primer obstáculo de una de las grandes suele ser muy significativo.

sábado, mayo 7

Brett Lancaster, ¡si ya lo decía yo!

Un australiano, Brett Lancaster, primer líder del Giro. ¿Cuántos lo habrían pronosticado? Sin duda era más fácil prever la victoria del Madrid sobre el Racing. Y eso que ahora, a toro pasado, no es tan inexplicable la victoria de este excelente pistard, un tipo que ha ganado dos veces el Mundial de persecución por equipos y que en los últimos Juegos Olímpicos se llevó el oro en la misma especialidad. Suficiente como para incluirlo entre los grandes favoritos de un prólogo en línea recta sobre 1.150 metros, ¿no? Pues no sé si alguien, en algún periódico -que no sea australiano- lo había incluido entre los aspirantes al triunfo. Y es que pronosticar, en este deporte, es una de las actividades de mayor riesgo que conozco.

Un kilómetro a tope

El paseo marítimo de Reggio Calabria, elogiado por Gabriele d´Annunzio como "il più bel chilometro d´Italia", es el escenario elegido para que el Giro empiece hoy a rodar. Lo hará de un modo original, con una contrarreloj de sólo 1.150 metros, los del kilómetro más bello del poeta, y en horario nocturno. El último en tomar la salida será el principal favorito, Damiano Cunego, y lo hará a las 22.14 h.

El primer Giro del Pro Tour ha experimentado una revolución en la hoja de inscritos. De los ocho equipos extranjeros del 2004 se ha pasado a 17 y entre los 197 participantes sólo hay 52 italianos. Corren 29 españoles, entre ellos los catalanes Sergi Escobar, Isaac Gálvez y Quim Rodríguez. Los principales favoritos son los mejores corredores locales, quizá por el peso de la tradición ya que un foráneo no gana el Giro desde 1996 (Tonkov) y no lo conquista un extranjero enrolado en un equipo también extranjero desde... Miguel Indurain en 1993.

El recorrido de este Giro incluye tres llegadas en alto y dos etapas contrarreloj (ambas con un puerto en mitad del trazado). Las grandes etapas de montaña se concentran en la parte final, como suele ser norma, pero la primera semana ya ofrece tres etapas con trampa además del habitual puñado de posibles sprints para el lucimiento antes de Cipollini, ahora de Petacchi.

Entre los grandes atractivos de este Giro destaca el paso por el Colle delle Finestre, la víspera del final en Milán. En 18,5 kilómetros se pasa de 500m. a los 2.178 de la cima y los últimos 8 km. son sin asfalto, una pista de tierra que permitirá rememorar los tiempos heroicos de este deporte. Otro gran atractivo se situará en el final de la 17.ª etapa, en la cima del Colle di Tenda, por una carretera hoy olvidada ya que la construcción de un túnel la inutilizó. En la cima se situaba un fuerte militar donde Fausto Coppi, en 1942, pasó buena parte de la segunda guerra mundial controlando la frontera con Francia. A Coppi, que ya había ganado un Giro en 1940 (luego conquistaría otros cuatro) lo utilizaron como mensajero y su tarea diaria consistía en bajar y subir el puerto en bicicleta.

****************************************
Por el momento la única manera segura de ver este Giro por TV es a través de Eurosport. Y con dudas para el prólogo, debido a su tardío horario. Tampoco está claro qué sucederá cuando coincida con Roland Garros. Por su parte, TVE ha decidido no comprar las imágenes (estaban de acuerdo en el precio) porque "nos obligaba a retrasar el horario de Los Lunis y eso es intocable". TVE sí dará la Volta a Catalunya (porque puede fijar a su antojo el horario de las etapas)

viernes, mayo 6

El futuro de Nuno Ribeiro

Han pillado a Nuno Ribeiro con el hematocrito por las nubes y el Liberty Seguros, quizá el equipo más implicado en el Pro Tour, deberá disputar el Giro con un corredor menos que sus rivales. Ribeiro ya no es un chaval (cumple los 28 en septiembre). Se trata de todo un ganador de la Vuelta a Portugal (2003) que acaba de aterrizar en el Liberty como complemento de lujo al fichaje de Sergio Paulinho.
Ya comenté en un post anterior que soy de la opinión de que los ciclistas, como colectivo, deberían negarse a pasar controles de sangre "mientras no se hagan con la misma intensidad y eficacia en todos los deportes de primera fila mediática". Pero también pienso que el reglamento del ciclismo es muy claro y que el que la hace debe pagarla, se llame Tyler Hamilton o Nuno Ribeiro.
Por el momento lo de Ribeiro no es más que un aviso, aunque algo me dice que aún no lo sabemos todo de este caso. Pero que nadie olvide que los controles, al menos en este deporte, van en serio. Y que un simple control de hematocrito alto puede ser la puntilla para la carrera de un ciclista. Vale la pena recordar los nombres de los 5 cazados en las tres grandes por etapas del 2004. En el Giro pillaron al colombiano Uberlino Mesa y al esloveno Jure Golcer. En el Tour, a Gorka González, del Euskaltel. Y en la Vuelta, al italiano Francesco Casagrande y a Carlos Golbano, del Paternina. La mayoría han desaparecido del mapa.

jueves, mayo 5

¡Viva el Giro!

Se acerca la primera de las grandes. Repleta de incógnitas, como debe ser, y un festival de etapas para ir descubriendo sus secretos a lo largo de 3 semanas y pico. La pregunta más clásica en estos casos es ¿quién ganará? En Betandwin lo tienen claro: Damiano Cunego se cotiza a 2,20. Y sólo le sigue de cerca Ivan Basso (2,60), porque el tercero, Gilberto Simoni, está ya a 5 euros. El primer español es Haimar Zubeldia (6.º a 19 euros) y si alguien quiere forrarse que pegue un vistazo a los que se pagan a 151 euros por cada euro apostado. Gente como Belli, Baranowski, Luttenberger, Rasmussen...
En fin, el primer Giro del Pro Tour empieza el sábado y lo hace con un "divertimento", un prólogo contrarreloj de tan sólo 1,150 metros. ¿Alguien se atreve con un primer pronóstico?
Aún no he tenido tiempo de estudiar a fondo todo el recorrido de este 88.º Giro de Italia, pero así, de entrada, me atrae un interesante experimento: el paso por el colle delle Finestre. Será en la 19.ª etapa, de Savigliano (320 m.) a Sestriere (2.035 m.), y tiene la peculiaridad de contar con 8 kilómetros sin asfalto, una auténtica pista de tierra para conquistar el Finestre. ¿Se atrevería el Tour a proponer algo semejante?

lunes, mayo 2

Botero ha vuelto

A finales del 2002, el colombiano Santiago Botero (Medellín, 1972) estaba en el cenit de su carrera. Cerraba una temporada espléndida, su último año en el Kelme. En junio ganó la Clásica de los Alpes. En julio acabó cuarto del Tour, con dos brillantes etapas en el zurrón: una contrarreloj de 52 km en la que batió a Armstrong y una reina de montaña, en Les Deux Alpes. En septiembre aún tuvo fuerzas para ganar una etapa de la Vuelta y el 10 de octubre conquistó el Mundial de contrarreloj. Suficiente para que su único director hasta entonces, Vicent Belda, reconociera que quizá ya no se merecía el sambenito de Santi Dudas. "Me gustaba llamarle así porque lo único que le faltaba es asumir que es una gran estrella".

A Botero le llovieron las ofertas y aceptó la del Telekom. Acaba de cerrar dos años aciagos en el equipo alemán. Su mejor resultado, un tercer puesto en Alcobendas. Dos años perdidos, inadaptados, en un ambiente de incomunicación. Era lo peor que le podían recetar a este ciclista pesimista, sensible y culto que en el 2000, tras su debut en el Tour (etapa en Briançon, rey de la montaña y 7.º final) y cuando lo esperaban como un héroe en Colombia retrasó el viaje porque "aún me quedaban algunos museos por ver en París y luego quiero hacer un crucero por las islas griegas".

En el 2005 ha recuperado la libertad en el Phonak, donde han entendido cómo hay que tratar a Botero para que rinda. En su primera cita de la temporada, el Tour de Romandía, ha demostrado que aún sabe subir (sólo cedió 4s. a Cunego en dos etapas de montaña) y que no se le ha olvidado el arte de la contrarreloj. Se ha reencontrado con el ceremonial de los podios.

Botero proviene de una familia acomodada de Medellín, del barrio de El Poblado. Estudió Administración y Finanzas de Empresas y empezó en el mountain bike (en 1993 fue campeón de Colombia). Es en esta especialidad donde sufrió su accidente más grave. Fue en Antioquía, cuando bajaba del alto de Santa Elena y un coche se lo llevó por delante. Triple fractura de cráneo y unos días en coma.

Acaba de ganar el Tour de Romandía, la carrera en la que, en 1999, se descubrió que poseía una alta tasa de testosterona por la que corre con un certificado de la UCI. Le pierden los helados y el chocolate. "Es en lo único que me parezco a Ullrich", bromea. Pero quienes le conocen bien saben que no es cierto, que Botero, como el alemán, también es un campeón.