xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

jueves, abril 28

El secreto mejor guardado de Unipúblic

Pudo ser el diario Marca, pero al final será Antena 3 TV. Los hermanos Franco y Felipe Sainz de Trápaga han cerrado el acuerdo para la venta de Unipúblic y con ello de su joya de la corona, la Vuelta Ciclista a España. 48 millones de euros tienen la culpa. Unipúblic, empresa creada en 1975, ha tenido siempre un espíritu familiar y no era nada raro toparse con parientes más o menos directos de los fundadores o de sus principales colaboradores en todos los cargos de cierta responsabilidad. Sin embargo los Franco y compañía no han hallado, entre sus herederos, la persona idónea para quedarse con el negocio y finalmente han optado por la venta. Y a vivir de rentas, que 30 años de dedicación exclusiva son muchos años. En el momento del final de una época nos queda un misterio por descubrir, el secreto mejor guardado desde la fórmula de la Coca-Cola. ¿Cuánto pagó Unipúblic en su día por los derechos "de por vida" de la Vuelta Ciclista a España? ¿Y quién cobró por la venta? Lluís Puig se llevó el secreto al otro mundo.

miércoles, abril 27

Genio y figura

Otro grande que se va. Mario Cipollini, 38 años, (¡189 victorias en 17 temporadas!) ha decidido dejarlo. A su estilo, con sorpresa, después de comprometerse con el Liquigas para el 2005, a muy pocos días de la salida del Giro. Apenas conocida la noticia ya he leído que se trata "del mejor sprinter del siglo XX", en otro ejemplo más de esa exageración fácil a la que somos tan dados los periodistas. Es, sin duda, el más grande de la década de los noventa. Lo demostró en las clásicas que se resuelven al sprint, en el Mundial y en las etapas de las grandes vueltas. (42 del Giro, batiendo el récord histórico de Binda; 12 en el Tour, entre éstas cuatro consecutivas en 1999, algo que nadie lograba desde 1930).

Pero Cipollini es también el ciclista que acumulaba multas por sus extravagancias y uno de los pocos que he conocido capaz de propinar un puñetazo a sangre fría a otro corredor. A lo largo de su extraordinaria carrera ha protagonizado una larga serie de numeritos que sólo a un campeonísimo como él se le podían permitir.
Por encima de todo ello, ha marcado una época, incluso para los que toman su relevo. Me ha parecido muy bella la reacción de Alessandro Petacchi al conocer la noticia: "A fin de cuentas me hice famoso gracias a él. Mis victorias eran importantes porque el batido era él. Recuerdo aquella etapa del Giro de hace dos años, cuando él llevaba el maillot arco iris. La atención del público y de los medios se alzaba porque lo vencía a él. Cipollini ha sido el vehículo mediático que me ha dado reconocimiento".

martes, abril 26

Doping en el deporte

Para los que piensan que sólo hay doping en unos deportes muy concretos, ahí van unos cuantos casos recientes:
22 de abril: Jens Fiedler, tricampeón olímpico de ciclismo en pista, dio positivo por anfetaminas en una carrera disputada en Manchester. Fiedler ya está retirado, pero accedió a competir de forma excepcional para ayudar a los organizadores de la reunión.
22 de abril: El contraanálisis ha confirmado el positivo por efedrina de la tenista rusa Svetlana Kuznetsova. La WTA (Asociación de tenistas profesionales), sin embargo, no piensa sancionarla "porque sucedió en un torneo no oficial".
23 de abril: Nueve jugadores de la liga menor de béisbol de EE.UU. suspendidos 15 partidos por utilizar esteroides
26 de abril: Tobias Kreuzmann, internacional alemán del Duisburgo (1ª división alemana de waterpolo), olímpico en Atenas, ha dado positivo con finasterid, un producto enmascarador. Ha sido suspendido con efectos inmediatos.
Son casos que se han conocido en tan sólo los últimos cuatro días. Una relación similar o más extensa puede establecerse semanalmente.

lunes, abril 25

Ojo con Danielson

Tom Danielson dio un paso más en su carrera con la victoria en el Tour de Georgia, una completísima carrera norteamericana que nada tiene que envidiar a varias pruebas por etapas de nuestro Pro Tour. Basta echar un vistazo al recorrido y a las imágenes abarrotadas de espectadores que circulan por internet.

Danielson, nacido en Durango (Colorado) hace 27 años justitos, apenas disputa su segundo año en un equipo europeo. Después de probar el motocross y el atletismo se inició en el mountain bike (a los 16 años) y sólo a fuerza de resultados mediocres decidió pasarse a la carretera. En el 2003, todavía en el cerrado ambiente de los equipos estadounidenses (corría en el Saturn), ganó el Tour de Langkawi (Malasia). Giancarlo Ferretti lo "descubrió" y se lo llevó al Fassa Bortolo. En el 2004 disputó su primera temporada realmente europea, en la que acabó entre los 20 primeros en la Euskal Bizikleta y el Tour de Romandía. Finalmente, el dúo Armstrong/Bruyneel lo captó para el nuevo Discovery, donde ya empieza a dar frutos.

En el Tour de Georgia cedió 1 minuto a Landis en la contrarreloj (sobre 29,9 kms.) y luego dio un repaso a todos sus rivales en la gran etapa de montaña, con final en Brasstown Bald, a 1.478 m., donde se situó en el liderato recuperando cuatro posiciones en la general. En la clasificación final ha conseguido 4" sobre Leipheimer, 9" respecto a Landis, 1'10" sobre Julich y finalmente 1'41" con relación a su jefe de filas, Armstrong.

El próximo reto de este hijo único con estudios de psicología y marketing es el Giro de Italia. Dará la medida real de sus posibilidades, en un equipo en el que algunos empiezan a considerarlo "el relevo".

sábado, abril 23

Ullrich, la estrella de la Volta

Jan Ullrich ha confirmado que la Volta a Catalunya y la Vuelta a Suiza forman parte de su programa de preparación hacia el Tour, donde tendrá la última oportunidad para batir a Lance Armstrong. La carrera catalana, segundo Pro Tour del calendario español, sufre la competencia del Giro, con el que coincide de lleno. Es un problema grave no sólo para conseguir una buena lista de inscritos, sino también para la televisión. TVE tiene los derechos de la Volta y sigue estudiando si compra también los del Giro. ¿Puede el televidente resistir tres horas seguidas de ciclismo? En cualquier caso, la participación de la Volta venía siendo tan floja que simplemente con asegurarse la presencia de Ullrich ya ha mejorado su nivel del año pasado.

viernes, abril 22

Armstrong batido en el Tour de Georgia

Opinión
Lance Armstrong es tan grande que igual acabo pegándome un tortazo. Pero insisto: su ciclo en el Tour ha terminado. Y siguen apareciendo indicios que apoyan esta teoría. Ayer, en la Vuelta a Georgia, un dato revelador. En la contrarreloj de 30 kilómetros sólo pudo acabar noveno, batido por corredores como Floyd Landis (le sacó 1’46”), Bobby Julich (1’18” de ventaja) o Levi Leipheimer (56” mejor que él). Hasta dos coequipieres de Armstrong (uno que llega, Danielson, y otro que se va, Ekimov) también lograron mejor crono que el texano. Al igual que los norteamericanos Zabriskie y Baldwin. Y el australiano O’Neill.

Armstrong ha encajado el revés y habla de “trabajo por hacer”, “es tiempo de reflexionar sobre la temporada”, “estoy desilusionado”... Un año atrás, Armstrong conquistó esta carrera, la prueba por etapas más importante del calendario estadounidense, y lo hizo precisamente imponiendo su superioridad en la contrarreloj. Este Tour de Georgia, desde luego, no lo ganará. Y el Tour de verdad...

PS: Que conste que no tengo nada personal contra LA. Y que me limito a expresar un punto de vista, equivocado o no, basado en un análisis profesional. Si en los dos meses y medio que quedan para el Tour consigue recuperar su nivel habitual, tanto mejor. Creo que el espectáculo del próximo Tour pasa, precisamente, por contar con un Armstrong en perfectas condiciones en la línea de salida... y que gane el mejor. ¡Ah! y si para alcanzar ese punto de forma decide cambiar de opinión y apuntarse a la Volta...

miércoles, abril 20

Biografía de Joane Somarriba

Recomendación
Hoy me gustaría recomendar un libro de reciente aparición. Se trata de la biografía de Joane Somarriba, ganadora de tres Tours y dos Giros, ahí es nada. El autor es el periodista bilbaíno Jon Rivas, a mi modo de ver el mejor cronista de ciclismo en lengua castellana en la actualidad, y es por este motivo que el libro me parece altamente recomendable. Quien quiera conocer las interioridades de esta ciclista única, sus victorias, pero también el periodo que ella misma denomina “bienio negro” (a raíz de la operación de hernia discal)... pues ya lo sabe: Joane Somarriba, de La esfera de los libros, 18 euros (bien invertidos).

martes, abril 19

Un campeón mundial de 21 años

En 1993, La Vanguardia me envió al Mundial de Oslo. Asistí a la victoria de Lance Armstrong sobre Miguel Indurain. Y me ha parecido oportuno, exculpen la inmodestia, reproducir aquí tal cual el "perfil" del campeón que escribí aquel domingo 29 de agosto.
Tras las huellas de Greg Lemond
Su éxito de ayer viene a reafirmar el paralelismo entre Lance Armstrong y su compatriota Greg Lemond, cuyo primer gran triunfo profesional fue también un Campeonato del Mundo, hace diez años.
Armstrong tiene ahora 21 y ésta es su primera temporada completa entre los profesionales. Estamos ante un atleta poderosísimo, que antes del ciclismo practicó la natación y el triatlón. En su país están convencidos de que va a ser el sucesor de Lemond y hace un año, en los JJ.OO. de Barcelona, la NBC dedicó en exclusiva una cámara a seguirle durante la prueba de fondo en carretera. Pero no pudo ser más que decimocuarto. Una decepción para todos los aficionados de su país y sobre todo para él mismo, que se juró que no iba a repetirse.Una victoria de etapa, en Verdun, en su primer Tour, antes de retirarse después de las etapas alpinas, confirmó las grandes posibilidades de futuro del ciclista texano. Todo entraba en unas previsiones que para el año próximo se centran, de momento, en terminar el Tour. El intento de ganarlo vendrá después. (La Vanguardia, 30/VIII/1993)

jueves, abril 14

Corte Inglés, 1 - Volta a Catalunya, 0

La Volta a Catalunya se ha visto forzada a modificar el trazado final de su última etapa, la del domingo 22 de mayo (Pallejà-Barcelona) y no podrá este año terminar en el corazón simbólico de la capital, la plaza de Catalunya.
Con los libros de ruta en imprenta y el ok del ayuntamiento, los organizadores han tenido que cambiar planes y anunciar que la Volta acabará en el barrio de Sants, muy alejado del centro. Se pierde así un circuito precioso de entrada en Barcelona. ¿Por qué? Simplemente porque hace pocos días y sin medir la consecuencia de sus actos un coloso como El Corte Inglés ha decidido que el mismo día, el 22, organizará su tradicional marcha atlética popular, una competición que no consta en ningún calendario internacional y que por consiguiente se celebra cuando a ellos les da la gana.
Y como El Corte Inglés quiere que el final de su cursa popular se sitúe ante su edificio más emblemático, el de la plaza de Catalunya, al ayuntamiento de Barcelona no le ha quedado más remedio que decirle a la Volta que lo siente mucho pero que la plaza es propiedad de los grandes almacenes. La edición número 27 de una carrera que no interesa a los atletas profesionales ha barrido a la 85.ª Volta, una de las cuatro únicas pruebas del Pro Tour en España.

"Me atreveria a decir que Boonen sólo me supera en velocidad"

Entrevista a Juan Antonio Flecha
–¿Qué significa la París-Roubaix para ti?
–Es la reina de las clásicas. En cuanto la corrí por primera vez no diré que la viera asequible, pero sí que algún día podía terminar por delante. Me gusta muchísimo porque no todo depende del rendimiento sino de otros factores, incluida la suerte. Es básica la tranquilidad. En una carrera de casi siete horas no puedes gastar energías con los nervios.
–¿Influye la la táctica?
–Por supuesto, es una prueba tácticamente muy compleja. Hay que medir mucho las decisiones porque cualquier esfuerzo extra lo pagas al final. Y la carrera te va exigiendo constantemente esfuerzos extras.
–Cuando se formó la escapada buena no estabas allí...
–Entrar entre los primeros en cada tramo de pavés no es fácil y en ése, aunque iba delante, se cortó y me quedé. Hay que tener en cuenta que en la Roubaix no es fácil pasar a un ciclista que se corta, es como estar subiendo un puerto muy duro. Tuve que hacer un esfuerzo muy prolongado para entrar en el grupo de Boonen, Backstedt, Hincapie... Todo el mundo vio que se había formado el corte bueno, pero sólo Cancellara y yo, con Van Bon luego, los alcanzamos.
–Entonces colaboraron durante muchos kilómetros...
–En estos casos se crea un clima especial. Todos trabajan. Somos rivales, pero surge un sentimiento de grupo. Sabes que en cualquier instante uno puede atacar y dejarte, sabes que si alguien pincha no habrá piedad... pero sabes también que la Roubaix es tan dura que dependes de la fuerza de ellos para ganarla.
–Un segundo punto clave fue el ataque en el Carrefour de l'Arbre...
-Sobre todo porque decidí pasarlo delante. Tenía órdenes de vigilar especialmente a Backstedt, pero pensé que era mejor marcar mi ritmo. Es el último tramo duro hasta la meta, y me dije: nada de riesgos.
–Finalmente, en el velódromo, apareces en cabeza, el peor lugar...
–Entré el último, pero en el primer peralte me resbaló la rueda...
–Y con calambres.
–Sí, pero eso no lo dije para que sonara a excusa. Los tres íbamos igual de muertos. Tanto Hincapie como Boonen me comentaron que iban pensando “si ataca Flecha, me quedo”. Y yo me decía lo mismo. Estábamos destrozados.
–¿Cómo analizas ahora tus dos primeras París-Roubaix?
–La primera fue la de la inexperiencia absoluta. Me faltaba madurez, sobre todo física. Me gustaba la Roubaix y basta. En la segunda ya estuve delante, pero cometí un error de inexperto y me moví demasiado pronto. Íbamos tres y nos pillaron antes del Carrefour. Entonces atacó Museeuw y adiós. Pero aprendí cómo se corre el tramo final de esta carrera.
–¿Algún error grave en la París-Roubaix de este año?
–No, creo que hice lo que debía en todo momento. Puedo encontrar fallos, pero pequeños. Parte de mi tercer puesto proviene de los dos años anteriores. Creo que el único que hizo podio en su primer año fue Boonen y la había corrido en juveniles. O Hinault, que sólo la disputó una vez, ganó y dijo que nunca más.
–¿Has visto el vídeo de la carrera?
–Aún no. Pero me gustará analizarlo con todo detalle.
–¿En qué eres inferior a Boonen?
–Me atrevería a decir que me supera sólo en velocidad. Es de los más cercanos a Petacchi.
–¿Ganarás la París-Roubaix?
–Eso no puedo ni quiero asegurarlo. He estado delante y sé que puedo volver a hacerlo. Volveré a prepararme al máximo. Pero ganar... Hincapie lleva años cerca y no lo consigue. Y el tren se le está escapando.
–En L'Équipe te dedicaron una página con un título significativo: Flecha, l'héritier. (el heredero)
–Eso es muy grande. En la prensa extranjera es muy difícil que tengan en cuenta a un español para una carrera como ésta. Cosas así me dan mayor confianza...
–Todo ello después de perder la Gante-Wevelgem por una irregularidad. ¿Crees que aún podrían darte la victoria?
–No y no la quiero. Pasó lo que pasó y sólo deseo que sirva de ejemplo. Que no se repita nunca más.
–¿Te sentiste estafado?
-Sí. Fue un sentimiento... bueno no, desde luego. Incluso los jueces reconocieron que el corredor (Mattan) se aprovechó de una irregularidad. ¡Cómo puede suceder algo así en una carrera de tanto prestigio! En fin, no puedo hacer más que aceptarlo así.
–Ahora tienes descanso...
–Sí, volveré a correr el 1 de mayo, en el GP de Frankfurt, y luego, en la Volta, empezaré a preparar el Tour de Francia.

domingo, abril 10

Flecha se doctora en Roubaix

Juan Antonio Flecha se doctoró en clásicas, que es la especialidad más noble del ciclismo. Dejó su sello en la mítica (con razón) París-Roubaix y demostró que, más tarde o más temprano, acabará ganando esta carrera. Pudo ser este domingo, pero al final tuvo que conformarse con el tercer puesto, que no es poco. Desde 1960 no había un español (otro catalán, Poblet) en el podio de Roubaix. Flecha ya ha roto esta racha negativa de 45 años. Y todo esto después de la soberana decepción de la Gante-Wevelgem, donde el ciclista del Fassa demostró su grandeza al limitarse a explicar que no podía opinar sobre lo que había sucedido a sus espaldas.

sábado, abril 9

Di Luca se lleva la 'txapela'

Aitor Osa no consiguió mantener el maillot de líder en la contrarreloj final y fue el italiano Danilo Di Luca, un ciclista de 29 años que había llegado con la intención de afinar su puesta a punto para las clásicas, quien se proclamó vencedor y se encasquetó la "txapela" que tradicionalmente distingue al rey de la Vuelta al País Vasco, primera prueba del calendario español en el UCI Pro Tour.
Danilo Di Luca, nacido en la zona de Pescara, recordó que su victoria en Euskadi le sirve para empezar a olvidar los sinsabores del 2004, "el peor año de mi carrera", cuando no le permitieron disputar el Tour de Francia porque estaba afectado en una investigación por dopaje de la justicia italiana. Entre sus aficiones sobresale tocar la batería y la arquitectura. A los cuatro años empezó a demostrar gran soltura sobre la bicicleta y poco a poco fue introduciéndose en la competición, impulsado por su abuelo y pese a las protestas de su madre. Su primera bicicleta para competir fue de segunda mano y su padre la pintó de un estridente color dorado. A los ocho años disputó -y ganó- su primera carrera. A los 22 se proclamó vencedor del Giro de Italia para juveniles y el mismo año acabó tercero del Mundial sub´23. De inmediato firmó el primer contrato profesional. A pesar de la trascendencia de una victoria en el Pro Tour, afirmó: "Se trata de mi segundo mejor triunfo, por delante sigo colocando el Giro de Lombardía", carrera que conquistó en el 2001. "Llevo tres años sin mucha suerte, por caídas, por mala suerte, por muchos motivos. Espero que esto sea el inicio de mi recuperación", declaró.
Con Di Luca primero y Rebellin segundo, se confirmó un año más que los corredores que preparan la segunda entrega de clásicas (Amstel, Flecha Valona y Lieja) o que llevan el Giro entre ceja y ceja parten con ventaja en la Vuelta al País Vasco. Sobre todo, como ha ocurrido este año, si no hallan oposición en el Euskaltel. El equipo vasco, podio en las cuatro ediciones anteriores, situó esta vez a su mejor hombre, Haimar Zubeldia, en el puesto 48.

miércoles, abril 6

Cómo manipular una carrera

Opinión
La manera en que le han soplado la victoria en la Gante-Wevelgem a Juan Antonio Flecha es escandalosa y apoya por sí sola a los que piensan que en el nuevo UCI Pro Tour deberían existir no sólo los ascensos y descensos de equipos, sino también la pérdida de categoría de las carreras. La proliferación de las motos que sólo obedecen a cuestiones publicitarias es uno de los males del ciclismo televisado, pero en el caso de la Gante-Wevelgem el problema es aún más grave porque además de motos había coches interfiriendo en lo que debería haber sido un desenlace nítido de una clásica de gran importancia y tradición. El debate ya no es si esos vehículos ayudaron al belga Nico Mattan, este detalle incluso carece de importancia. De lo que se trata es de que no debían estar allí, que nunca deberían aparecer entre dos ciclistas separados por un puñado de segundos y mucho menos, entonces ya es un auténtico escándalo, cuando estos corredores se están jugando la victoria en los últimos metros de una carrera de más de doscientos kilómetros.

lunes, abril 4

El reino del escalador

Con un recorrido electrizante y un cartel de participantes espléndido, la 45.ª Vuelta Ciclista al País Vasco da comienzo hoy en Zarautz. Es la primera de las cuatro pruebas del UCI Pro Tour (de un total de 27) que han correspondido al calendario español, junto a la Volta a Catalunya (del 16 al 22 de mayo), la Clásica de San Sebastián (13 de agosto) y la Vuelta a España (del 27 de agosto al 18 de septiembre).

La Euskal Herriko Txirrindulari Itzulia se ha ganado a pulso un sólido prestigio internacional, fundamentalmente por la calidad de su participación pero también porque suele presentar un trazado sin respiro, que garantiza el espectáculo a diario. Aquí no hay hueco para los velocistas, aquí el escalador es el rey.

La llegada del Pro Tour, la Champions del ciclismo, no ha hecho sino confirmar la categoría de esta carrera, que en su edición del 2005 contará, lógicamente, con los 20 equipos de la elite internacional y que ha utilizado sus tres invitaciones para incorporar a los tres conjuntos españoles de Segunda División: Relax, Comunidad Valenciana y Kaiku. La Volta a Catalunya ya ha anunciado que utilizará idéntico baremo en su carrera.

La Vuelta al País Vasco 2005 consta de cinco etapas (la última, dividida en dos sectores). Son recorridos no muy largos (entre 130 y 175 kilómetros) con un denominador común: montañosos. Hay dos finales en alto y los tres restantes cuentan con un puerto situado a muy escasa distancia de la línea de meta. Entre tres y cinco puertos puntuables cada día y un sector final contrarreloj de 9 kilómetros.

La carrera reúne a los mejores especialistas del mundo en pruebas por etapas, con la excepción de las dos piezas más difíciles de cazar para cualquier organizador: Lance Armstrong y Jan Ullrich. Del resto, si falta al-guien es porque no está en condiciones físicas de correr. Se trata de la tercera carrera por etapas del Pro Tour, después de la París-Niza (triunfo de Julich) y de la Tirreno-Adriático (victoria de Freire). Entre los nombres ilustres de la lista de inscritos destacan los de Menchov (ganador de la edición del 2004), Valverde, Mayo, Frigo,Basso, Julich, Voigt, Evans, Heras, Rebellin, Cunego, Klöden, Vinokurov, Sastre, Sevilla, Di Luca, Contador, Zubeldia, Boogerd, Rasmussen, Perdiguero, Leipheimer, Gárate, Piepoli, Zaballa, Gómez Merchante, Quim Rodríguez, Merckx, Jufré, Beltrán, Rubiera, Nozal...

La carrera es un reto especialmente para el equipo de casa, el Euskaltel, que además se presenta en la línea de salida con el casillero de la presente temporada en blanco. La ganó en el 2003, con Mayo, pero en estos momentos su mejor hombre debería ser Zubeldia. También el Saunier Duval está a cero y ha preparado a conciencia la carrera, inspeccionando los puntos clave del trazado durante días pasados. El Balears acude con la gran opción de Valverde, que ya se lució en la París-Niza, y el Liberty sale con Contador, la revelación de la Setmana Catalana, y un Heras que acabó entre los diez primeros de la Setmana (su debut del año) y del que por lógica cabe espera aún más en esta segunda gran cita de su calendario. Todos los corredores que incluyen el Giro de Italia en su calendario son candidatos a la victoria, porque se hallan ya muy cerca de su primer pico de forma.