xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

sábado, marzo 12

Zaballa y Valverde aprietan al líder

El conjunto danés CSC tomó el mando de la París-Niza en el Mont Faron, donde se impuso Gilberto Simoni (Lampre) después de un potente ataque a 2,5 kilómetros de la línea de meta. El norteamericano Bobby Julich es el nuevo líder de la carrera, pero el CSC, que dirige Bjarne Riis, tendrá que estar muy atento en las dos últimas etapas de media montaña. Un potente Saunier Duval, que cuenta con el cántabro Tino Zaballa en la segunda posición de la general a 19s., constituye la principal amenaza para Julich, sin despreciar las últimas opciones del murciano Alejandro Valverde (Illes Balears), tercero a 20s. El Saunier desplegó ayer a todos sus efectivos y buscó la victoria con el español Gómez Marchante, luego lanzó al ataque a Leonardo Piepoli y finalmente consolidó las opciones de Zaballa.

"Todo está en manos de las bonificaciones", comenta Eusebio Unzue.Tiene aValverde a poca distancia del liderato, pero el director del Balears es consciente de las dificultades. "Queda terreno sobrado para atacar, pero desgraciadamente nos falta equipo para controlar". El CSC está mucho más entero y normalmente debería actuar con inteligencia y dejar que se forme una escapada para que ninguno de los aspirantes a desbancar a Julich pueda llevarse las bonificaciones de la meta (10, 6 y 4 segundos) o de los sprints (3, 2 y 1). "A nosotros nos quedan cinco corredores y de estos sólo dos, más Valverde, en plenitud. El frío ha hecho mella y no sólo aquí porque ya tuvimos mal tiempo en Mallorca, Valencia, Almería..." Fue precisamente por las adversas condiciones climatológicas que Armstrong dejó la prueba el jueves.

Joxean Matxín, director del Saunier Duval, sí tiene un bloque con fuerzas y se muestra más optimista. "Desde luego que vamos a intentar ganar, que no lo dude nadie. En el Mont Faron hemos buscado la victoria, pero Simoni estaba más fuerte. Quedan dos buenas etapas, especialmente la última, para desbancar a Julich del liderato".