xglblog - El ciclismo de Xavier G. Luque

domingo, febrero 27

UCI Pro Tour: la revolución de los poderosos

El próximo domingo empieza el nuevo UCI Pro Tour: los 20 mejores equipos compiten todo el año en las mejores pruebas
 

Convertir el ciclismo en un deporte aún más atractivo para el público, estimular el interés de los patrocinadores y contribuir al desarrollo de este deporte en otros continentes además de Europa son los tres ejes básicos de la reforma que la Unión Ciclista Internacional ha diseñado. Renovarse o morir, opinan los gestores de este deporte y han creado el UCI Pro Tour, una división un tanto elitista del ciclismo que está a punto de dar sus primeros pasos, no sin detractores. El domingo próximo, con el banderazo de salida de la París-Niza, se abre un nuevo horizonte ciclista.

"Es una ocasión dorada para dar al ciclismo la máxima dimensión posible en los aspectos deportivos, financieros, éticos y comerciales. De ahora en adelante vamos a competir al más alto nivel", proclama Hein Verbruggen, uno de los grandes impulsores del proyecto desde su cargo de presidente de la UCI.

En síntesis, el UCI Pro Tour equivale a la Liga de Campeones de este deporte. Los 20 mejores equipos del mundo (seleccionados por una comisión independiente a partir de criterios deportivos, jurídicos, éticos y financieros) se enfrentarán a lo largo de la temporada, en un calendario cerrado al que todos tienen acceso y en el que todos están obligados a competir. Empieza con la París-Niza y se cierra el 15 de octubre con el Giro de Lombardía. Las pruebas otorgan unos puntos, y se establece una clasificación, por lo que habrá en todo momento un líder único del UCI Pro Tour, que se distinguirá por el maillot blanco con el logotipo de la nueva competición.

Entre las pruebas elegidas para este calendario de primera división figuran cuatro que se disputan en España: Vuelta al País Vasco, Volta a Catalunya (se avanza al mes de mayo),Clásica de San Sebastián y Vuelta a España (se adelanta una semana, por lo que empezará en agosto).

Entre las voces más críticas con el UCI Pro Tour figuran las de los equipos que no han sido incluidos en esta élite. "Es una reforma de ricos para ricos", argumentan. El problema para ellos es que de ahora en adelante tendrán muchas dificultades para competir en las mejores carreras, como el Tour de Francia. El reglamento del UCI Pro Tour no permite pelotones de más de 200 ciclistas, por lo que, en el caso de las tres grandes, sólo quedan dos plazas libres. El Tour se inclinará por invitar a los mejores equipos franceses de segundo nivel, y la Vuelta hará lo mismo con los españoles. Pero en esta segunda división ciclista se han inscrito tres equipos españoles (Comunidad Valenciana, Relax y el recién creado Kaiku), y uno quedará fuera de la Vuelta, el máximo objetivo publicitario de la temporada.

También se quejan los organizadores que han quedado fuera del calendario Pro Tour -como la Setmana Catalana-, ya que tienen que negociar individualmente con los mejores equipos y dependen de factores aleatorios para completar una participación de alto nivel.

Otro punto que ha levantado grandes discusiones es el concepto de liga cerrada por el que ha apostado la UCI. No hay ascensos ni descensos en el UCI Pro Tour. Un patrocinador nuevo que desee llegar al Tour deberá comprar la licencia a alguno de los 20 equipos existentes y esperar que la comisión independiente acepte la transacción.

El último gran caballo de batalla lo están dando los tres organizadores más potentes, los de Tour, Giro y Vuelta (que controlan además otras carreras de prestigio, como Milán-San Remo, París-Niza o París-Roubaix). Se han adherido a la nueva competición a regañadientes, pero no aceptan bajo ningún concepto ceder sus derechos históricos al UCI Pro Tour. Si lo hicieran, cualquier día podría reformarse el calendario y arrebatarle el mes de julio al Tour de Francia. Y eso ya sería una revolución con guillotina incluida.

jueves, febrero 24

Petacchi suma y sigue

Alessandro Petacchi (La Spezia, 1974) ha empezado la temporada con más fuerza que nunca. Las dos primeras etapas -por el momento- de la Vuelta a Valencia han sido suyas y de esta manera ha alcanzado su sexta victoria en ocho días de competición. Impresionante marca que mueve a un interrogante: ¿por qué los sprinters pueden ganar en febrero, seguir haciéndolo en el Giro y el Tour, y rematar el año venciendo en la Vuelta y si hace falta también en las últimas clásicas? ¿En qué son diferentes al resto de los ciclistas, los que se pasan media temporada preparándose para el Tour y la otra media restañándose las heridas que les ha infligido Armstrong?
Mientras alguien se atreve con una explicación comprensible, habrá que seguir dando por buena la máxima ciclista: “Si hay sprint y corre Petacchi, la pregunta es quién hizo segundo”.

martes, febrero 22

Armstrong se apunta a la Setmana Catalana

Lance Armstrong ha incluido la Setmana Catalana entre sus pruebas de preparación, como de hecho ya hizo en cuatro de las seis ediciones anteriores, coincidiendo con sus victorias en el Tour. Se trata de una sensacional noticia para la carrera que organiza el EC Barcelona, ya que aún está por determinar cómo afectará la aparición del UCI Pro Tour a las numerosas pruebas por etapas del calendario español que no han sido elegidas para el calendario de Primera División.

Independientemente de si Armstrong acaba o no presentándose en la línea de salida de la Setmana, todo indica que la carrera contará con una excelente participación, sin desmerecer su historial. Y eso que, por una norma probablemente injusta, está obligada a repartir de forma equitativa sus plazas entre equipos de Primera y del resto de categorías.

jueves, febrero 17

Armstrong irá al asalto del séptimo

El corredor estadounidense pone fin al suspense y anuncia su presencia en el Tour 2005

La presión de su nuevo patrocinador, Discovery Channel, ha sido determinante para acabar con las especulaciones
 


Se acabó la partida de póquer. Lance Armstrong (33 años) abatió sus cartas y anunció oficialmente que sí tomará parte en la próxima edición del Tour de Francia, en la que buscará una séptima victoria. La confirmación llegó a través de un escueto comunicado en la página web del equipo ciclista, ni siquiera en la propia del corredor, confirmando que las presiones del Discovery Channel han sido determinantes para que Armstrong dejara de una vez de jugar al escondite con sus futuros rivales y con la prueba número uno del ciclismo.

"Tras múltiples especulaciones, el equipo Discovery Channel anuncia que en el calendario de pruebas en las que estará Lance Armstrong se incluye el Tour de Francia, en el que intentará conseguir su séptima victoria consecutiva", señala la nota del equipo norteamericano.

Y añade unas brevísimas declaraciones del corredor: "Quiero agradecer la oportunidad que me brinda el equipo Discovery. Estoy deseando lograr mi objetivo de un séptimo Tour de Francia".

Lance Armstrong, por contrato, tiene la obligación de disputar, al menos, el Tour de este año o el del 2006. Pero por imposible que parezca llevaba meses jugando con la posibilidad de saltarse la cita del próximom es de julio y reaparecer un año más tarde, cerca ya de los 35 años. Con un patrocinador nuevo que ha realizado una inversión estratosférica (se habla de un presupuesto de 17 millones de euros, el doble de lo que barajan los mejores equipos españoles) era inconcebible que le permitieran pasarse un año sabático persiguiendo otras victorias y sin tomar la salida en el Tour de Francia.

"A mí, sinceramente, no me ha sorprendido", comentó Eusebio Unzue (Illes Balears). En una línea similar se han situado los otros rivales del norteamericano. Algunos, como Joseba Beloki, ya lo habían anticipado al mostrarse muy escépticos con la posible ausencia de Armstrong.

Entre los que se salen de la norma destaca Bjarne Riis (CSC), el corredor que destronó a Miguel Indurain y actual director de Ivan Basso, tercer clasificado del Tour 2004, al indicar: "Me da absolutamente igual. Primero dijo que sí, luego que no. Puede que esta vez vaya en serio, pero nosotros seguiremos nuestra preparación como si nada hubiera pasado.No nos afecta para nada".Tampoco Manolo Saiz (Liberty Seguse ha mostrado especialmente emocionado al conocer la noticia: "Me quedo sorprendido de que tengamos que hablar de estas cosas. La noticia sería si no corriese el Tour. No creo que se merezca medio minuto de audiencia en el mundo del deporte. El Tour es la mejor carrera del mundo y él es el mejor co rredor del mundo, por eso es tan normal".

Andreas Klöden, segundo clasificado el pasado mes de julio, y su jefe de filas Jan Ullrich se han declarado contentos. "Me parecía inconcebible su ausencia", dijo Klöden.

El camino que tomará Lance Armstrong en su preparación para el asalto al séptimo aún no está totalmente definido. Por el momento es oficial que debutará el próximo 6 de marzo en la París-Niza, prueba inaugural del UCI Pro Tour, y que posteriormente tiene previsto disputar las vueltas a Flandes (3 de abril) y Georgia (19 al 24 de abril). Normalmente debería rematar su puesta a punto con el Dauphiné Libéré.

Entre los motivos que podían justificar la ausencia de Armstrong en el próximo Tour se citó la reciente apertura de una investigación preliminar de la justicia francesa en torno a las acusaciones aparecidas en el libroLA Confidentiel. Pero esta teoría se desvanece por completo.

"Lance se siente mentalmente fuerte para disputar una vez más el Tour", ha comentado su director, Johan Bruyneel. "Y ya se sabe que si Armstrong toma la salida en una prueba como ésa lo hace con un único objetivo: ganar".